in

El hotel burbuja a una hora de Zaragoza

A tan solo una hora en coche desde Zaragoza encontramos el Hotel Aires de Bardenas, junto al Parque Natural de las Bardenas reales en Navarra. Te invitamos a conocer este hotel tan peculiar, futurista y singular que seguro no te esperabas encontrar tan cerca de Zaragoza. ¿planeas una escapada? Apunta este lugar.

En medio del campo, este hotel ha dado la vuelta al mundo por su espectacular arquitectura y diseño, siendo galardonado con casi treinta premios internacionales. El desierto, el amanecer, la luna y las estrellas son los protagonistas de este enclave sin igual.

Cuenta con dos modalidades: los espacios cubo y las burbujas. Un diseño futurista armonizado a la naturaleza. Siempre construido con una arquitectura sostenible y respetando el entorno. Las 31 habitaciones aprovechan al máximo la luz natural mediante grandes ventanales, perfectas para contemplar el paisaje de noche. ¿Contemplar la lluvia de estrellas desde la habitación de tu hotel? ¿Despertarse y ver el amanecer desde tu cama como si estuvieras a la intemperie? En este lugar es posible.

El hotel se construyó con materiales naturales y reciclables, sin cimientos, por lo que la idea de moverse cíclicamente de lugar podría darse en el futuro. Un hotel que promueve la vida en la naturaleza, evidentemente, sigue los hábitos de consumo y reciclaje eficientes. De este modo, ahorra al máximo el uso de luz eléctrica y recicla el agua en los servicios de riego. Cuenta con placas solares para mantener el agua caliente y obtener energía totalmente limpia. Dentro de esta filosofía de sostenibilidad, el hotel cuenta con una zona en la que puedes cargar tu coche eléctrico, en caso de que tengas uno.

Asimismo, el hotel ofrece un servicio de piscina descubierta, abierta todo el año las 24 horas del día, un restaurante y un bar. Todo está dispuesto para que el cliente se sienta en plena naturaleza: conectado a ella.

Por supuesto, en este oasis tan ecológico no faltará la comida sana. La cocina del Hotel Aire de Bardenas dispone de un huerto del que extrae los ingredientes necesarios para elaborar sus platos. Alcachofas horneadas con virutas de jamón ibérico o los cogollos de Tudela son algunos de sus platos más deliciosos. Hasta a los paladares más exquisitos se les hará la boca agua con estos manjares que, además de buenos, son saludables.

Es el lugar ideal para los que queremos huir del ruido de la ciudad y encontrar la calma en un lugar tranquilo y silencioso. Cabe destacar que los cubículos y burbujas están separados los unos de otros, por lo que la privacidad es total. Estando además en un paisaje natural de película, desértico, que te recordará al lejano oeste; un lugar muy solicitado para realizar grabaciones, anuncios, sesiones fotográficas y videoclips.

Durante el día puedes conocer los lugares de gran belleza que nos ofrece el paisaje de las Bardenas reales. De hecho, desde el hotel tienes la posibilidad de hacer un recorrido en segway, un patinete eléctrico. Las rutas están muy bien señalizadas, por lo que también puedes realizarlas a pie o en bicicleta.

Con el propósito de conocer lugares distintos cerca de Zaragoza, te invitamos a visitar este hotel. Una oferta distinta y de calidad a tan solo una hora en coche desde la capital aragonesa. Desde luego, una oportunidad que no te puedes perder. Perfecta para una escapada en vacaciones, a modo de regalo para el día de San Valentín o un exclusivo presente de cumpleaños. Medios y publicaciones de los cinco continentes ya se han hecho eco de este lugar por su peculiaridad. Ahora, te toca a ti. ¡Anímate!

Esta historia ha sido creada con nuestro fantástico formulario. ¡Crea una historia nueva!

¿Qué opinas?

Miguel Nadal

Escrito por Miguel Nadal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Alimentos aragoneses con Denominación de Origen

Restaurantes exóticos en Zaragoza